GENTE NOVARED

rp_img_2584.jpgConcha Encinas. Gerente de NovaRed. Esta sección de nuestro blog no tendría justificación si no hiciésemos una entrevista al “alma mater” de nuestra empresa, su fundadora y gerente Concha Encinas. Con ella, cerramos hasta después de fiestas «Gente Novared», deseando a todos nuestros lectores una Feliz Navidad.

Aunque eres sobradamente conocida en el sector, permíteme la licencia de una pregunta retórica: ¿Quién es Concha Encinas? ¿Cómo llegas al mundo de la estética?

La verdad es que llegué al mundo de la estética un poco por azar. Yo acabé mis estudios de bachiller superior en Madrid y comencé a estudiar para prepararme unas oposiciones para banca. En aquella época, el sector de la estética estaba en mantillas, apenas había nada, pero da la casualidad que conozco a Julio Fernández, entonces un principiante técnico de equipos de estética y entro a trabajar con él para echarle una mano mientras hago prácticas como perforadora informática de IBM en el antiguo INEM. Fue tanto lo que me fascinó desde el principio ese mundo de la belleza y de su tecnología, que dejo las prácticas y paso a dedicarme a tiempo completo a la empresa de Julio, donde aprendo todo lo que sé, me empapo del negocio a todos los niveles y acabo, de facto, dirigiendo la empresa como su mano derecha. Fueron 21 años muy importantes en mi vida porque fraguaron mi perfil profesional y mi carácter emprendedor.

Y tras esos veintiún años con Julio Fernández, das el salto como empresaria… Así es. Surge en mí la necesidad de aplicar mi propia personalidad a una empresa, con mi propia visión estratégica, y me doy cuenta de que la etapa con Julio ya está vencida y tengo que pasar a otra cosa. Mi sentido de la ética me impide quedarme en Madrid y hacerle la competencia a quien había sido mi mentor. Así que aprovechando que mi familia tenía un apartamento en Alicante, cojo mis bártulos y me vengo para acá, con muchas ideas en la cabeza y con un espíritu de aventura que nunca me ha abandonado y al que debo muchas cosas.

¿Cómo fueron tus comienzos en Alicante? ¿Cómo era el sector de la estética aquí?

Bueno, estamos hablando de septiembre de 1995, que es cuando llego a un lugar donde todo el mundo se conoce pero donde yo no conozco a nadie. Los inicios fueron muy duros. Hice una labor comercial tremenda: venga tocar puertas e intentar abrir un mercado totalmente nuevo para mí. Tuve fases de desaliento en las que estuve a punto de tirar la toalla, pero me sobrepuse y luché hasta lo indecible por hacer llegar a las profesionales de la estética mi propia visión del negocio, que era muy diferente a lo que se hacía aquí. En esta época, Maribel, mi primera colaboradora que a día de hoy sigue conmigo, fue un apoyo fundamental. Entró en la empresa en febrero de 1996 y se convirtió en una colaboradora imprescindible. Poco a poco, en un sector que tenía actividad, porque Alicante siempre ha sido una buena plaza para la estética, fui abriéndome camino. Fueron 8 años sin fines de semana: de lunes a lunes pateándome la calle, y sábados y domingos con cursos de especialización.

¿Cuál es ese estilo de trabajar que diferencia a Concha Encinas y que le posibilita triunfar en un mercado como el alicantino?

Yo traía de Madrid una visión más innovadora de cómo hacer las cosas, lo cual me convertía en una pionera en muchos aspectos: organizar conferencias trayendo a los mejores profesionales a nivel nacional; dar una importancia clave a la formación como pilar básico de la empresa; estar al tanto de la evolución de la tecnología en el sector; etc. También mi forma de tratar al cliente, ganándome su confianza por la especial importancia que le doy al cliente en toda mi estrategia de marketing. En Alicante el sector era activo, había muchos distribuidores y muchos salones de belleza, por lo que resultaba un idóneo campo de cultivo para esas nuevas ideas de gestión que yo traía conmigo. Creo que uno de los puntos que me ayudó a la difusión de mis ideas fue JESAL, la feria de estética de la provincia de Alicante, donde estuve durante 16 años y que me permitió entrar en contacto con la mayoría de las profesionales del sector. De esta forma introduje, por ejemplo, un servicio que marcó un antes y un después: la fotodepilación compartida. Fui pionera en este campo, al igual que sucedió con la micropigmentación.

Explícanos un poco más de tu estrategia profesional en esos años y cómo vas evolucionando hacia el presente.

Claro. Desde el principio supe que tenía que cubrir toda la provincia de Alicante de una forma solvente y profesional. No escatimé esfuerzos. Me rodeé de un gran equipo de profesionales y empecé a tratar de diferenciarme de la competencia como pionera trayendo profesionales de primera línea y de toda España para impartir formación especializada en electroestética, maquillaje, micropigmentación, etc. De este modo conformo una estructura empresarial que se apoya en tres pilares: venta (cosmética, equipos, mobiliario…), servicios (fotodepilación, micropigmentación, etc.) y formación (cursos intensivos, extensivos…).

NovaRed es una realidad y tiene un peso específico en el mercado. Cuéntanos tus nuevos proyectos, ¿cuáles son las prioridades de futuro de tu empresa?

Lo primero la formación, y mi proyecto estrella: Beauty School. En realidad es Sara la que tiene la idea y la que promueve este proyecto en el que creo firmemente y que ya es de gran importancia en nuestra estructura. Sara investiga el mercado, descubre sus necesidades y se apoya en nuestra experiencia en cursos de corta duración para diseñar un programa de cursos superiores que ha marcado un antes y un después en la formación en Alicante. Queremos preparar a las mejores profesionales porque el mercado, con su rápida evolución, su creciente demanda y su desarrollo tecnológico, lo pide a gritos. Hacen falta más y mejores profesionales para que nuestro sector se desarrolle, lo cual nos beneficia a todos. Otros puntos de la empresa que estoy potenciando y en los que creo firmemente son: seguir desarrollando la micropigmentación con tratamientos estéticos y reconstructivos colaborando con hospitales y asociaciones (estamos muy orgullosos de los resultados que está dando con operadas de cáncer de mama, por ejemplo); potenciar también la micropigmentación capilar, algo que se está imponiendo con fuerza y consistencia en el mercado; desarrollar la venta de equipos de Indiba (el único equipo avalado con estudios clínicos), sin duda algo que va a crecer exponencialmente durante los próximos años; y convertirnos en una plataforma de fotodepilación de láser ND, IPL y Diodo de alta gama.

Acabas de inaugurar nuevas instalaciones de Beauty School, lo cual señala tu apuesta por ese proyecto y lo pone en consonancia con otros como Depilclub o Pigmentalia, tus centros de fotodepilación y micropigmentación.

Sí, y estamos muy contentos porque la inauguración de estas instalaciones, conectadas a nuestra tienda de la calle Pintor Aparicio de Alicante, supone disponer de una nueva aula teórica, de una sala de conferencias con un completo equipamiento audiovisual y de una aula de maquillaje perfectamente preparada para dar un impulso más a esa formación específica. Queremos ser los número 1 en formación privada del sector en Alicante, aprovechando nuestra gran reputación en formación corta y trayendo a los mejores profesionales de España para desarrollar un programa formativo que es único en nuestra provincia. Te aseguro que las alumnas que superan nuestros cursos largos profesionales salen con un nivel superior al de muchas esteticistas con años de experiencia.

Pasado, presente y un futuro lleno de proyectos importantes y ambiciosos, conforman una realidad empresarial, NovaRed, que es referencia de nuestro sector. Nos gustaría que en estos tiempos en los que la crisis parece que se va quedando atrás, dedicaras unas palabras a todas esas pequeños centros de estética que siguen adelante en el día a día atendiendo a clientes y desarrollando el mundo de la belleza en Alicante.

Todos hemos pasado durante estos tres últimos años momentos difíciles. Mi consejo, por decirlo de alguna manera, realmente es el método que yo he empleado para salir adelante. Primero, reunir a mi equipo y trabajar más y mejor, evidentemente dándole herramientas para ello. Los segundo, incorporar nuevos productos de cosmética con una forma de trabajar diferente a lo que hay en el sector. Y lo tercero, trabajar con un equipo de estética español líder en el mercado durante 30 años y no con los típicos equipos puestos de moda ahora por el mercado asiático. Ahí, creo, está el quid de la cuestión para que un centro de estética siga creciendo. La clave está en ser diferente e innovador y en rodearse de productos y profesionales de calidad. Tenemos la suerte de estar en un sector donde nuestros clientes se siguen cuidando y se vuelven mas selectivos a la hora de elegir qué y quién va a hacerles un tratamiento de belleza-salud.

www.novared.es

(Visited 71 times, 1 visits today)