¿TE ATREVES CON LA DOBLE LIMPIEZA FACIAL?

rp_remover-maquillaje-790x400.jpg

Sí, es verdad que muchas veces, cuando regresamos a casa después de todo un día de trabajo y ajetreo, estamos tan cansadas que se nos hace cuesta arriba tener que desmaquillarnos y nos ponemos mil y una excusas para no hacerlo (o recurrimos a la sufrida toallita húmeda para solventar el problema de forma rápida y sencilla). Sin embargo, deberíamos tomarnos muy en serio establecer una rutina en nuestra limpieza facial, ya que los efectos de cumplir a diario con nuestra piel no tienen parangón con ningún otro tratamiento.

La doble limpieza facial nos llega desde el lejano Japón. Se trata de una técnica que evidencia la gran preocupación por el cuidado del rostro que tienen las japonesas, quienes hacen de la limpieza facial un auténtico ritual que cumplen a diario y escrupulosamente. Es tanto el interés que ponen en ello que lo hacen por doble partida doble: esto es, se limpian la cara 2 veces (mañana y noche) y en cada limpieza realizan 2 pasos.

Te los explicamos:

Primer paso: utiliza un limpiador natural basado en aceites por todo el rostro(leche desmaquillante), evitando siempre pasar por los ojos y pestañas. Hazlo mediante un masaje minucioso; el aceite (que contiene la leche desmquillante) arrastrará todas las impurezas del maquillaje, la suciedad y el sebo. A continuación, sin retirar el desmaquillante, moja tu rostro con agua tibia y sigue masajeando (si vas muy maquillada puedes utilizar un cepillo brosagge); la mezcla del aceite del desmaquillador y del agua formará una emulsión que eliminará todas las impurezas solubles en agua, al mismo tiempo que eliminas también el aceite. Por último, lávate bien con agua fría y retira todos los restos de producto, ayudándote si quieres con un disco desmaquillante.

Segundo paso: para completar la limpieza y conseguir eliminar las células muertas y el resto de impurezas, aplícate un limpiador natural purificante hidrófilo (al agua), textura gel/espuma, empezando por las zonas más grasas y acabando por las zonas más secas. Aclara de nuevo con agua para terminar.

¿Sabes qué beneficios tiene esta técnica de la doble limpieza japonesa?

Lo primero, obtener una limpieza más eficaz que la tradicional, ya que utilizamos 2 tipos diferentes de limpiadores que en 2 pasos eliminan por completo maquillaje, sebo, impurezas procedentes de la transpiración, polvo, bacterias y contaminación ambiental.

Al mismo tiempo, los productos utilizados en la doble limpieza respetan la doble capa natural de protección de la piel sin irritarla ni desequilibrarla, facilitando que absorba con mayor facilidad los principios activos de los tratamientos que le apliquemos, como hidratantes, serums, mascarillas, etc.

Por último, la utlización a diario de esta técnica fortalece nuestra piel, haciéndola más resistente ante las agresiones del medio ambiente y consiguiendo un aspecto terso, hidratado y lleno de luz.

Pero insistimos en el uso de cosmético naturales adaptados a nuestro tipo de piel.

¿Te atreves? Pues manos a la obra; y recuerda: el secreto está en ser constante. Verás qué estupendos resultados consigues.

www.novared.es