MANICURA MASCULINA

rp_men-manicure-1.jpg

Pues vamos a ver si dejamos las cosas claras: si nosotras nos cuidamos las uñas, nos las pintamos de colores vivos, alegres y sensuales y nos las decoramos con diseños artísticos e innovadores, ¿por qué vamos a tolerar que un hombre lleve las uñas hechas un asco (o las manos hechas un cristo)? Ya es hora de que los hombres comiencen a preocuparse de sus uñas, porque no hay nada que diga más de un hombre que sus manos.

Así que “manos” a la obra y a tratar de convencer a los que todavía no estén demasiado convencidos. Lo primero aconsejarles que pierdan el miedo y la vergüenza de entrar a un centro especializado y demandar un servicio de manicura. No pasa nada, no es ninguna cosa rara y, al contrario, qué buena imagen transmite un hombre que se cuida y trata de optimizar su atractivo personal. ¿No estáis de acuerdo?

Lo segundo, el tratamiento. Procederemos a la limpieza, corte y limado de las uñas. Los hombres llevan las uñas más cortas y más cuadradas que nosotras, tenlo en cuenta. A continuación, el cuidado de las cutículas es importante. Retíralas hacia atrás para despejar bien la lámina de la uña y recorta un poco para igualarlas. Y, por último, terminar con un buen pulido que les proporcione una textura lisa y un brillo natural.

Con esto no se acaba la manicura, ni mucho menos. Como los hombres no pasan a la fase de esmaltado, como hacemos nosotras, completaremos el tratamiento con una exfoliación e hidratación de las manos, de modo que consigamos eliminar las células muertas de la piel y favorecer la circulación sanguínea y el relax general con un masaje de manos y brazos.

Otros tratamientos más completos y especializados son, por ejemplo, el tratamiento de parafina, ideal para suavizar la piel de manos agrietadas y revitalizar uñas resecas o maltratadas. El tratamiento rehabilitante a base de cremas y aceites naturales, es especial para el relax y la recuperación de manos cansadas. Incluso es posible acabar la manicura básica con un tratamiento de piedras calientes o volcánicas, lo mejor para eliminar el estrés.

Hagamos, pues, campaña por la normalización de las manos masculinas: uñas limpias y bien cuidadas, manos suaves y tersas. Manicura masculina sí!!!!

www.novared.es